¡Hola Jorge!

Soy Angels, esta de aquí:
Pasando el rato en Tinder
Si me lo permites, voy a dejarte por aquí trabajos de los que me siento bastante orgullosa.
 
Me salto la norma —ojalá no seas muy severo con esto—de que todos sean públicos porque te voy a compartir uno reciente que, por sus particularidades, no lo es.
 

Es, de hecho, del que más orgullosa estoy.

Y me moló tanto hacerlo, y mi clienta triunfó tanto, que no me puedo resistir a compartírtelo, aunque no se sea una web pública uso.

Me va a llevar un poco de tiempo darte el contexto, pero creo que te gustará leer la historia.
 

Vamos allá.

Esta clienta es la fundadora de una start-up tecnológica que aspira a convertirse en el Amazon de los repuestos de maquinaria de obra pública y minería.

O sea, ha creado un marketplace de respuestos.

(Muy loco, I know)

Hace unas semanas asistió a una feria de maquinaria agrícola con la intención de captar a nuevos sellers para la tienda.

Ella me pidió que le escribiera un correo para contactar a las grandes marcas que iban a estar por allí para avisar de que pasaría a visitarles, pero yo le dije: «Vamos a hacer algo más guay, que un email como ese no va a tener ningún impacto». 

Y esto fue lo que hicimos.

Primero conseguimos los correos de nuestro target —seleccionamos sólo a unos pocos clientes potentes— y les enviamos este email:

(Los nombres me los invento).

 

Asunto: Si vas a FIMA, esto te puede interesar. 

Te cuento súper rápido. 

Soy Mary Transformer, CEO y co-fundadora de La Junta de la Trócola, y tengo algo para ti.  

Mi intención es dártelo en persona en FIMA, así que te aviso con tiempo para que lo tengas en cuenta y dejes un huequito en tu maleta.  

No te preocupes, que no es grande ni voluminoso, pero creo que su contenido será de tu agrado.  

Y ya está.  

Sólo quería decirte eso y que estoy deseando pasarme por tu stand para ver con qué nos sorprende //NOMBRE DE LA MARCA// este año.  

En nada descubrimos el pastel. 

Nos vemos en Zaragoza, 

Mary Transformer.

PD: ¡Ánimo con los últimos preparativos! 

Obviamente, el objetivo de este correo era generar expectación y la que visita de Mary fuera esperada por todos.

Que lo fue 🙂

Luego le escribí una carta de ventas, que fue lo que entregó en mano a cada cliente potencial, y que quedó ensobrada tal que así:

Y que en su interior llevaba esta carta:

CÓMO CONTRATAR AL MEJOR RECAMBISTA.

Vende tus productos en Internet y deja de contratar a «profesionales» que no distinguen un cigüeñal de un macarrón es espiral.

 

Hola: 

(Antes de contarte lo que te quiero contar, te recomiendo que leas hasta el final porque esta carta esconde una tentación muy dulce a la que creo que te costará resistirte). 

Dicho esto, si tienes esta hoja entre las manos es porque nos conocimos en FIMA y me pareció que, por tu perfil, podríamos hacer negocios juntos.  

Y en este sentido, me gustaría que tuvieras en cuenta que esta es una carta privada.  

Sólo la entregué a una pequeña selección de expositores de la feria, y parte del contenido que te comparto no aparece en ninguno de mis otros canales de comunicación.  

(Especialmente, la parte de la tentación). 

Como ya imaginarás, la carta la escribí antes de ir a la feria y, por tanto, no sé qué hablamos tú yo en el stand (si es que tuvimos tiempo de charlar con calma).  

Por eso he querido dedicar un momento a aclarar lo que considero los puntos clave de una posible colaboración entre nosotros. 

Porque soy consciente de que quizá no te transmití bien del todo la misión de La Junta de la Trócola. 

O a lo mejor no te pude explicar lo sencillo que es el funcionamiento de la tienda.  

O puede que no te hiciera ver las posibilidades de crecimiento tan increíbles que tiene el proyecto… y lo que ello supone para ti

Y que quede claro: La Junta de la Trócola mucho más allá de un portal en el que comprar y vender repuestos.  

Mucho, mucho más allá.  

Nos dirigimos hacia algo muy bestia. Y tú, si quieres, puedes vivirlo desde dentro.  

Pero no nos adelantemos.  

Vamos con el business que nos atañe ahora. 

Mira, tú y yo sabemos que este sector mueve cantidades obscenas de dinero. 

Sabemos también que es profundamente analógico y que, además, está impregnado de una capa de secretismo que beneficia a unos pocos y frena a la mayoría.  

No sé qué piensas tú de esto, pero nosotros apostamos por una mayor transparencia en el mercado, y por eso nos hemos empeñado en cambiar las cosas.  

En cambiarlas a mejor, claro. 

Y el primer paso en el que tú, como vendedor, juegas un papel fundamental, es en contribuir a normalizar la compra-venta de repuestos de maquinaria pesada en Internet.  

Porque con tu participación (y la de otras marcas que entiendan que los tiempos cambian, y los mercados, también) conseguiremos que comprar un recambio en Internet sea tan fácil, intuitivo y eficiente como comprar cualquier otro producto que uno pueda encontrar, por ejemplo, en Amazon

Créeme cuando te digo que sólo cuestión de tiempo (y no demasiado), para que cuando un recambista, taller, departamento de compras, distribuidor, operario, alquilador o cualquier otro profesional del sector necesite un repuesto, La Junta de la Trócola sea el primer proveedor multimarca que le venga a la cabeza.  

(Y si estoy tan convencida de esto—como ya pasa con Oscaro y los coches—es porque las más de 40.000 referencias que en pocos meses hemos incorporado en nuestra base de datos dan fe de ello). 

No sé si eres consciente de lo que esto implica para tu negocio, así que por si acaso, te lo digo sin rodeos. 

Esto implica, no ya que tu mercado se expanda, que también, y que por supuesto, es importante. 

Lo que implica, sobre todo, es que puedes aprovechar un nuevo canal de ventas sin necesidad de montar tu propio e-commerce. 

Y lo que es mejor: sin necesidad de buscar personal cualificado que pueda encargarse de la atención al cliente.  

(Algo que en nuestro sector es más difícil que encontrar un unicornio en una granja de gallinas… y lo sabes).  

De todo eso nos encargamos nosotros, que por algo somos tan frikis de la maquinaria pesada como de la tecnología.  

O sea que, si usando nuestra plataforma (a cambio de una comisión de lo más razonable), decides compartir tu catálogo con cualquier persona del mundo que necesite un repuesto y tenga un ordenador o un móvil a mano, esto es lo que te espera:  

Un equipo de marketing a tu disposición: apalancándote en La Junta de la Trócola, tú te beneficias de nuestro trabajo de SEO, ganas visibilidad, posicionas tu marca en un sitio profesional e innovador, te olvidas de la atención al cliente, gestionas las devoluciones y delegas todas esas tareas que hacen que un marketplace se convierta en la opción preferida de los consumidores.  

– Soporte personalizado: me enorgullece poder decir que nuestro equipo de desarrolladores ha conseguido diseñar una plataforma tan fácil de utilizar como cocinar una receta paso a paso. Pero es que, en caso de que tengas alguna cuestión o incidencia que resolver, los chicos de soporte están siempre preparados para echarte una mano en lo que necesites. 

Acceso a datos estratégicos: trabajar con nosotros te da acceso a datos valiosos sobre las tendencias del mercado y el comportamiento del comprador, lo cual te permite tomar decisiones informadas para impulsar tu negocio. Ojo, de momento. Lo que tenemos previsto, la cantidad de información estratégica que haremos accesible a nuestros compradores, eso sí que es algo que cambiará las reglas del juego para siempre. Tiempo al tiempo.  

– Participación en la comunidad: para nosotros es crucial dinamizar una comunidad viva de profesionales. Por eso te brindamos un espacio exclusivo para vendedores en el que compartir aprendizajes, alimentar relaciones, crear sinergias y quedar para unas birras si se tercia. Y si estás pensando que por qué querrías tú compartir espacio con tu competencia, te diré que precisamente por eso: para competir. No conozco ninguna marca exitosa que renuncie a una oportunidad comercial por miedo a su competencia. (Y por eso son exitosas, digo yo). 

Bien, esto es, a grandes rasgos, la esencia de lo que te quería transmitir en esta carta.  

Hay mucho más que contar, pero no quiero abrumarte con 25 páginas de información.  

En unos días te llamaré para preguntarte qué te ha parecido. 

Y si te interesa probar la plataforma, te contaré cuáles son los siguientes pasos a seguir. 

(Por supuesto que, si no quieres esperar, puedes llamarme al +34 000 000 000). 

Supongo que si tienes tu radar de oportunidades bien calibrado estarás deseando que hablemos.  

Pero por si acaso, todavía hay algo más que casi seguro que te empuja como un bulldozer tamaño D11T a levantar el teléfono ya mismo.  

Es el momento de revelarte la dulce tentación con la que pienso conquistar a mis favoritos de FIMA, entre los que te encuentras.  

Se trata de una oferta tan descabellada que sólo puedo ofrecerla a poca gente y durante poco tiempo, y cuando la leas, entenderás por qué.  

Es muy sencilla y creo que ahí radica su encanto: 

//AQUÍ IBA LA OFERTA//

No te engañaré: para mí es muy importante que te familiarices con la plataforma, que te sientas a gusto gestionando tu tienda, que experimentes todo el proceso de venta, y —para qué negarlo—que ya no quieras dejar de usarla.  

Y como creo que tengo muchas papeletas para conseguirlo, te lanzo una oferta que tiene 0 riesgos para ti y que te permitirá tomar una decisión formada.  

Eso sí, te recuerdo que es sólo para algunos expositores de la FIMA y que está disponible hasta el 1 de marzo de 2024 

Que estoy lo suficientemente loca* para montar algo como La Junta de la Trócola… pero no tanto. 

Dale una vuelta si lo necesitas, y cuando quieras (dentro del plazo) lo ponemos en marcha.  

Me despido por el momento dándote las gracias por tu tiempo y atención.  

Y te deseo un gran día, 

Mary Transformer. 

 
 

Bueno, está mal que lo diga yo, pero triunfó como la cocacola.

De hecho, cuando la veían pasar por la feria le decían: «Eeeh, ¡tú eres la de las cartas! ¿No tienes una para mí?».

Y lo más importante, consiguió llamar la atención de varias marcas potentes con que ya han probado la plataforma.

Por cierto, esta acción se completó con un segundo email que se mandó una semana después de la feria para recordar que la oferta estaba a punto de terminar. Con esto pescamos a algún rezagado 🙂

En fin, este es el trabajo que más contenta me tiene últimamente, pero te dejo alguno más por aquí y ME RETIRO, que esto se me ha ido de las manos.

Home de Kam Kam Dunes.

Textos de las DOs para Hammeken Cellars (Ejemplo: Rioja).

 

Carta de ventas para una de mis formaciones (El Destascador de Chats).

He escrito también muchísimos emails para lanzamientos, secuencias de bienvenida y mi propia newsletter. Si quieres ejemplos, te los paso.

Y ahora sí, me retiro.

Voy a seguir rellenando el formulario, que se me ha ido el santo al cielo creando esta landing.

¡Nos vemos!

🍓

And that’s all for now.

I think there’s enough content here for you to evaluate if could be a good match.

But feel free to check my posts on Instagram or sign up for my Newsletter — where you’ll slide down my own sales funnel— if you feel like checking me out.

Thank you for reading this far and hope to hear from you soon.

Have a great day!

Angels

Ps: I live in Spain 🙂


Obviamente, el objetivo de este correo era generar expectación y la que visita de Mary fuera esperada por todos.

Que lo fue 🙂

Luego le escribí una carta de ventas, que fue lo que entregó en mano a cada cliente potencial, y que quedó ensobrada tal que así: