No soy un maestro de la seducción, hackeador de Tinder, ni hombre alfa. Y aun así…

Hablar conmigo puede ser el primer paso para comunicarte mejor con las mujeres... y dejar de resultarles casi casi invisible.

(Dentro y fuera de las aplicaciones).

¿Quieres saber por qué?

Paciencia. Enseguida te cuento el servicio, prometido.
 
Antes te pongo en situación.
 
Verás, desde que mi vida ha dado este giro tan diver y me dedico a dar consejos para ligar en Internet, sigo con interés a mis posibles competidores.
 
Gente—desde psicológos y coaches hasta usuarios de la Red Pill y fuckers de Tinder—que comparten sus estrategias para encontrar y desarrollar mejores relaciones.
 
Sean del tipo que sean.
 
(Aunque las carnales tiran mucho).
 
Soy la primera en reconocer que ahí fuera hay profesionales muy buenos, con más diplomas que yo—lo cual es fácil, porque no tengo ninguno— y que es normal que su trabajo te encaje guay por lo que sea.
 
Porque te gusta el enfoque del psiconálisis, porque te fías de un tío que se lo come todo, porque tú lo que quieres es juntarte con machos alfa… a saber.
 
Eso está bien; no seré yo quien te intente convencer de lo contrario.
 
Al fin y al cabo, si llevas un tiempo en la lista ya sabes quién soy, cómo puedo ayudarte, y qué tengo yo que no tengan ellos.

 

Espera, ¿cómo dices?

¿Que te acabas de suscribir, dices?

Vaya, qué casualidad.

No temas, te lo resumo en un tuit.

Soy una señora copywriter de Valencia que se dedica (entre otras cosas) a contar cómo puedes aplicar técnicas de escritura persuasiva en tus textos para ligar. Para que aumentes tus opciones de atraer a chicas de tu gusto en las aplicaciones.

Porque no sé si sabes que, al igual que las personas y los chimpacés, la seducción y las ventas comparten un 95% de ADN.

Esa sería mi propuesta de valor, más o menos.
 
Ok, sigo.
 
Si has leído bien hasta aquí, puede que tu subconsciente ya haya detectado una última cosa de la que también carezco.
 
No me refiero a 75 años de experiencia.
 
Ni a una web llena de logos y testimonios de clientes felices.
 
Ni siquiera a alguna historieta sobre mis hazañas sexuales.
 
Qué va.
 
A lo que me refiero es a que…

¡No tengo pene!

Elemental, querido Watson.

Y no es que me queje; esto algo que en líneas generales no me disgusta.

Lo que pasa es que sé que puede crear una distancia entre nosotros, porque seguramente nuestras vivencias no tengan mucho que ver.

A lo mejor piensas que no tengo ni idea de lo que es ligar siendo hombre, que las mujeres lo tenemos más fácil, y que es imposible que me ponga en tu lugar.

Pues bueno, quizás lleves razón.

Y como tengo claro que hacer cambiar de opinión a alguien es tan difícil como hacerle cambiar de orientación sexual, pues yo te cuento de qué va el servicio y tú ya decides si te interesa o no.

Verás, lo que yo te propongo es algo raro.

No es una auditoría…
 

No es una sesión de coaching ni de terapia..

No es un confesionario…
 
Es el…
 

Consultorio Angeliter para hombres con sustancia pero paradójicamente invisibles.

🤯🤯🤯🤯🤯

Una charla privada y relajada en la que puedes contarme y preguntarme lo que quieras en relación a tu paso por las aplicaciones de ligar.

Y por extensión, a tu manera de comunicarte con las chicas que te gustan en cualquier contexto.

Insisto en lo de privada y relajada: es importante.

*Hombres con sustancia pero paradójicamente invisibles: hombres no gilipollas que a priori no generan demasiado deseo ni curiosidad, hombres que consiguen un match y luego no pasan al chat, hombres que no salen de la friend-zone.

En definitiva: hombres que no se venden bien. 

👀 Ojo, esto al margen de cómo te trate el algoritmo de turno, que yo soy copywriter, no hacker. No puedo darte consejos para torear a la inteligencia artificial porque no es mi campo.

Dicho esto…

🍓 Si ya has comprado mi ebook y necesitas un acompañamiento para ponerlo en práctica en tu perfil…

🍓 Si quieres mejorar tu interacción con las chicas en líneas generales…

🍓 Si no consigues que te den bola en los chats de las aplicaciones…

🍓 Si tienes gustos peculiares y te cuesta planteárselos a tus matches…

🍓 Si hay algún aspecto de tu experiencia de conocer gente en el que creas que puedo aportar valor…

 

Consultemos.

(Previo pago de):

179€

Impuestos incluidos.

«¿179€? ¿Por qué 179€?».

Lo sé, lo sé, es un precio llamativo.

Pero no te preocupes que es provisional, por el lanzamiento del servicio.

En nada lo subo.

 

LO MÁS interesante del consultorio.

Llegados a este punto, voy a darte mi opinión sobre por qué creo de verdad que te puedo ayudar a mejorar tu manera de relacionarte con las mujeres.

Aquí van mis 7 motivos largamente reflexionados:

    • Al contrario de lo que se escucha por ahí, la materia prima de los copywriters no son las palabras: son las emociones. Un copywriter con experiencia domina los detonantes mentales que movilizan a las personas.  Esto resulta muy útil a la hora de vender y a la hora de seducir. Te hablaré de ellos si te interesan.

    • Por si quedaban dudas: no tengo pene. No soy un guaperas petándolo en las apps, tampoco me he creado un perfil falso para ver cómo es ser un tipo corriente en Tinder y ni siquiera sé cómo funciona el algoritmo. Pero sí tengo algo que te puede interesar. Soy una mujer de alto valor —al menos para las aplicaciones—y te puedo contar lo que a mí me seduce en un hombre. ¿Cuánto pagarías por saberlo?

    • Además, me rodeo de otras mujeres de alto valor del de verdad. Tengo la suerte de formar parte de un grupo de mujeres inteligentes, abiertas y con mucha experiencia en relaciones liberales del que me nutro y aprendo cada día. Lo que se habla en este grupo es ORO PURO para un hombre, y aunque no te voy a compartir las conversaciones literales, te beneficiarás de estas enseñanzas de forma indirecta. Porque la sabiduría Alfa-Power ya habita en mí y no puedo evitar irradiarla.
    • Llevo más de un año y medio inmersa en las aplicaciones de citas. Lo que empezó como una parcela de mi vida privada se está convirtiendo en el eje central de mi negocio. Básicamente porque me di cuenta de que hay demasiados hombres que no saben ni por dónde les da el aire. Conozco de sobra los fallos que cometen la mayoría de ellos y en el consultorio veremos en qué grado los cometes tú.

    • Si veo que lo necesitas, te daré caña. Soy consciente de que mi forma de comunicar es muy informal y que puedes sentir que nos conocemos de toda la vida. Pero la realidad es que no somos amigos. Esto te beneficia enormemente porque implica que no te voy a decir lo que creo que quieres oír, sino lo que creo que necesitas oír. (Que es básicamente la razón por la que pagas).

    • No hay séptimo motivo, pero como el 7 es un número mágico había que poner algo. Huum, veamos… Vale, te prometo que no usaré ningún fondo falso de esos para que no se vea lo desastre que tengo mi lugar de trabajo. Soy limpia y ordenada casi todo el tiempo.

¿Te suena bien?

Pues sigue leyendo, que te cuento de qué va la vaina.

Funcionamiento del consultorio.

 

El funcionamiento es sencillo.

📝 Cuando clicas en cualquiera de los botones de la página te aparece un formulario que tienes que rellenar sí o sí. Este paso es obligatorio porque me sirve para saber si nos compensa reunirnos, tanto a ti como a mí.

📅 En caso afirmativo, te mando un correo para agendar una fecha que nos cuadre a ambos. Bueno, y en caso negativo te escribo también.

💳 Una vez cerrada la fecha te envío un enlace de pago seguro con el que reservar la cita en menos de 5 minutos. Es decir: la sesión la pagas por adelantado.

⌨ Recibo la confirmación de la operación y te mando un email con el enlace de Zoom.

💻 Llegado el día, nos servimos un té, un vino o lo que sea que gustes. Nos conectamos con cámara y hablamos.

💭 Tú me cuentas con detalle lo que te gustaría conseguir y qué estás haciendo para lograrlo, o las dificultades con las que te encuentras, y yo te doy mi feedback al instante.

👋🏻 Nos despedimos hasta la próxima.

📩  Al cabo de unos días te paso por escrito un resumen de la charla más algunas indicaciones, conclusiones o sugerencias que te pueden venir bien para darle un giro a tu comunicación.

Este documento tiene su relevancia, ya que después del consultorio probablemente se me ocurran otras ideas que por falta de tiempo o agilidad mental se me escapen durante el consultorio. (Lo siento, soy una pensadora lenta).

 

Y todo esto vale de momento:

179€

Impuestos incluidos.

FUCKS

¿Cuánto dura el consultorio?

El consultorio dura una hora. Esto no significa que si queda algún cabo suelto no podamos alargarlo 10 minutos, pero con una hora debería bastar.

 

Si me surge algún imprevisto, ¿podemos cambiar la fecha?

Si me avisas con 24h de antelación o más, sin problema. Si me avisas con menos tiempo, no, y no devuelvo el dinero.

Si posteriormente sigues queriendo reunirte conmigo, tendrás que reservar otra sesión.

No olvides que nuestro tiempo (el tuyo y el mío) es de lo más valioso que tenemos.


¿Y si no puedo asistir en absoluto?

Pues mejor no reserves.

Si llevas una vida mega ajetrada y tienes muchas papeletas para no presentarte, piénsatelo bien antes de agendar.

Las no asistencias también pasan por caja.


Si quiero reunirme contigo una segunda (o tercera, o cuarta) vez, ¿el precio es el mismo?

Sí, y más con el precio actual.

Como digo, mi tiempo es valioso. Y también lo es mi conocimiento.

 

Este servicio, ¿me servirá aunque no haya comprado el ebook «Ligar en Internet es más fácil cuando haces esto bien»?

Por supuesto que te servirá.  Y si lo has comprado, también.
 

El trato uno a uno nos sirve a todos; no hay nada como una conversación íntima y honesta entre dos adultos medianamente inteligentes.


¿Cuándo recibiré el documento con las conclusiones del consultorio?

Si no hay ningún cataclismo, unos 3 días laborales tras el consultorio.


¿Por qué debería recurrir a ti cuando ahí fuera hay un montón de maestros de seducción con buenas formaciones?

Yo te ofrezco mi conocimiento y mi experiencia, igual que hacen ellos. Si sus propuestas te resuenan más, no sé ni por qué sigues leyendo.


¿Me garantizas que me irá mejor con las chicas tras hablar contigo?

Por supuesto que no. Somos medianamente inteligentes, ¿recuerdas?

Sería incapaz de decirte que una conversación de una hora te liberará de todos tus patrones, hábitos y creencias limitantes.

Lo que sí te puedo garantizar es que te voy a dar ideas y herramientas que te van a servir tanto para identificar mejor tus deseos y expectativas como para saber transmitirlos con picardía y eficacia.

Y sobre todo te ayudaré a ver tu situación desde otra perspectiva, con ojos de mujer copywriter.
 

Si crees que eso es una buena inversión, maravilloso. Y si no, ningún problema: no hay nada que odie más que forzar relaciones, sean personales o profesionales.

 

¿Y si en lugar del consultorio, te invito a cenar?
 

Buen intento.


Consultorio Angeliter para hombres con sustancia pero paradójicamente invisibles.

179€

Impuestos incluidos.